lunes, 26 de octubre de 2009

La Afamada Flaca


La Gran Dama Agatha habla: "Pasa a la casa, anda, alcanza la canasta para agrandar la panza". La flaca, cara larga, nalga plana y fantasmal facha macabra; pasa a la sala, agarra pan, tamal, sal, y alza la garrafa "Cañabrava" para catar la charanda.

Ambas charlan –Bla-bla-bla-bla– Magna parranda traman para al azar vastas almas captar. Hasta Kansas, Schwaz y Qatar la malandanza abarcará. –Ja ja ja– La tranza ya va.

Allá Jazz, Vals, Racks Shamadan; acá Chachachá. Xalapa y La Habana parlan: “La Bamba”, Salsa, Bachata, las playas danzarán. A la par balan (rascan arpa y jarana): ♫ bamba ♪ bamba. Vaya algazara, carcajadas hasta cansar.

¡Basta ya! A trabajar –Aclara la parca tal capataz–. La camarada, atarantada, carga la pala, salamandra, baraja, chal, al “black cat”... Ñaca ñaca, armada la acabada maga a la fatal chamba va.

¡Abracadabra! Hartas paladas, zanjas cavadas, cajas clavadas, placas grabadas, almas blancas y ajadas, atadas al can, pa'l más allá zarparán para hadas haladas y Satanás.

Taca-taca-taca, ¡ah bárbara!, largas zancadas la atrabancada calaca da para arrancar la capa al astral Clark y la ganada fama apartar. ¿Dará batalla? ¡Ay! Atrás anda. La paz jamás pactará.


Tan-tan
q.D.g



Interpretación


Antes que nada, quiero mencionar que el pequeño cuento "La Afamada Flaca" nació como una necesidad urgente de sentarme a escribir algo. Mis motivaciones fueron dos; la primera la provocó el escritor Óscar de la Borbolla y su publicación “Las Vocales Malditas” el cual es un librito con cinco cuentos, cada uno escrito con palabras compuestas de una sola vocal; difícil, ¿no lo crees? Mi segunda motivación no tardó en llegar, pues cuando leí los cuentos de Óscar era octubre del 2008; ya muy cerca del Halloween y del día de muertos. Faltando uno o dos días para aportar con algo en mi oficina de trabajo relacionado a estas fechas, pensé en escribirle una calaverita a algún compañero imitando el ejercicio hecho en las “Las Vocales Malditas”. De modo que comencé por generar una gran lista de palabras las cuales solo incluyeran a la vocal “a”. Después le siguieron frases cortas y para entonces mi imaginación ya no daba para más, así que, me olvidé de la calaverita y me dispuse a escribir pequeños párrafos que tocaran el tema de las brujas hechiceras y la muerte como algo implícito de la vida; de la cual, nada ni nadie se escapa. Algo que cuidé desde el principio fue el sentido del humor, pues no estaba interesado en una historia triste ni lúgubre; sino en todo lo contrario; ingeniosa, fantástica y divertida –espero haberlo logrado–.

El pequeño cuento está dividido en seis párrafos; en cada uno de ellos me enfoco en un solo tema y trato de que estén relacionados de manera secuencial; es decir, comienzo con la introducción, continúo con el desarrollo de la historia y termino con una moraleja.

El título. Debido a que en estas fechas todo México habla de ella; de los muertos y la muerte; de la mítica calaca tilica y flaca mexicana, pues decidí, cariñosamente, ponerle así: "La Afamada Flaca."

Primer párrafo. Lo considero la presentación o introducción del cuento. Deja te cuento un poco de Agatha. Resulta que en el siglo XVII, en Salem, Massachusets, ella, junto con sus seguidores eran practicantes de una antigua religión que no era bien vista en los Estado Unidos pues se creía que practicaban la hechicería y que poseían poderes ocultos. Aquí, a Agatha, la caracterizo como una perversa bruja hechicera anciana (me imagino que así era y que sus contemporáneos así la veían y debido a eso le dieron cuello; o más bien, chicharrón) la cual invoca a su entrañable amiga la muerte y la invita a pasar a su casa para hablar de temas que solo a ellas les concierne. Una vez dentro, me imaginé una ofrenda mexicana sobre un altar. Ahí mismo, a la bruja, ofreciéndole comida y bebida cortésmente.

Segundo párrafo. Las dos, la bruja y la muerte, maliciosamente maquinan un plan para hacerse de muchos muertitos; cubriendo toda la faz de la tierra. Agregué a Kansas debido a que es el lugar donde aterrizó el pequeño niño proveniente de Kriptón y que me referiré a él en el párrafo seis. También incluí a Schwaz y Qatar por dos razones. La primera, como símbolos de lejanía y para transmitir el mensaje de que la muerte está en todos lados. La segunda, para incluir a todas las consonantes del abecedario en el cuento. Si, una vez que creí haber terminado el cuento me dio por revisar que solo estuviera la vocal “a” y de paso revisé cuantas consonantes me faltaban. Pues sí, me faltaban tres consonantes por incluir: la “x”, “w”, “q” es por eso que incluí a Schwaz, ciudad de Austria; Qatar, país cerca de Arabia y Xalapa, capital de Veracruz. Termino con carcajadas entre ellas dos como muestra de que se han puesto malvadamente de acuerdo.

Tercer párrafo. La gran fiesta, aquí y allá con bailes típicos de cada región, para que ellas puedan hacer de las suyas, y de paso, se divierten en el puerto jarocho.

Cuarto párrafo. Con tanta diversión, hasta ya se les estaba olvidando su cometido, de modo que, la bruja, borracha, se dirige con sus objetos de hechicería a darle muerte a alguno que otro.

Quinto párrafo. Lo considero el conjuro para llevar a cabo sus fechorías. Dentro del conjuro hago referencia al inframundo de las antiguas historias Mexicas. Resulta que uno de los retos que deben pasar los muertos para conseguir el anhelado descanso eterno es cruzar un caudaloso río con ayuda de un perro gigante (Xólotl). La mitología dice que si en vida no se trató bien a algún perro, el muerto se queda en esta dimensión por la eternidad –¿miedito?–.

Sexto párrafo. Aquí cierro mencionando que nadie, ni Supermán (Clark Kent), puede escaparse de la muerte.

Al final cierro con el obligado tan-tan y con las siglas q.D.g, las cuales significan: que Dios guarde (muchos años). Para tener un final cristiano y neutralizar el conjuro previo –jijiji–.

Como podrás darte cuenta, me centre en la cultura mexicana y estadounidense para urdir el Halloween y el día de muertos, festejos arraigados en México.

Revisar
http://marvel.com/universe/Harkness,_Agatha
http://hangar19.blogspot.com/2009/02/el-inframundo-en-la-mitologia-azteca.html
http://en.wikipedia.org/wiki/Superman

viernes, 23 de octubre de 2009

Limpia tu PC


Hace unos días mi PC fue infectada por algún programa malicioso.

Resulta que tenía instalado "Windows Live Messanger" para intercambia mensajes con amigos y compañeros de trabajo, y fue a través de ese programa que recibí una invitación para entrar a una página y descargar un “Messanger” más novedoso. Desafortunadamente di clic y de inmediato emergió una ventana parpadeante con colores brillantes muy sospechosa, luego el teclado dejo de responder. De inmediato apague la computadora, por medio del botón de arranque, para evitar mayor daño.

Cuando volví a iniciar mi pc, el antivirus que tengo instalado comenzó a identificar a los ataques y mandaba a cuarentena a los archivos infectados. De modo que inicié un rastreo completo con el antivirus que tengo instalado, NOD32 antivirus system, para reparar los daños. El análisis completo tomó bastantes horas y no identificó virus, solo a troyanos que no lograba remover. Eso sí, mando a muchos archivos a cuarentena.

Las medidas que tomé para deshacerme de la plaga fueron las siguientes:
  1. Liberé espacio en mi PC, desinstalando y borrando los programas y archivos que ya no uso para que los futuros rastreos tomaran menos tiempo.
  2. Tomé de Internet e instalé un valioso programa que se encarga de eliminar “cookies”, ligas rotas, fragmentos de archivos huérfanos, registros de programas y DLLs que ya no existen, etc.
  3. Un compañero de trabajo me instaló otro antivirus en su edición gratuita para localizar y eliminar a programas indeseables como: “adware”, “spyware” o “trojan”.
  4. Debido a que el antivirus anterior no permitía revisar mi memoria USB, pues había que pagar, utilicé otro antivirus que me recomendaron.

Pues si, sin desembolsar ni un peso, tuve que hacerme de todas las herramientas anteriores y de mucha paciencia para lograr desinfectar a mi PC de virus, gusanos y espías.

Importante: Cuando los antivirus terminaban su análisis, me reportaban a un programa como potencialmente peligroso y que debía eliminar. El programa es “deSecAs”, localizado en “C:\Archivos de programa\MyWaySA\SrchAsDe”. Consultando en la siguiente página: http://dellsearchedit.myway.com/samisc/searchhelp.jhtml, me encuentro con la novedad de que no es un programa dañino, que se trata de un programa benéfico, de modo que no me deshice de él.


Ccleaner

El programa que te ayuda a limpiar tu PC es: http://www.ccleaner.com/. Descárgalo, instálalo, y úsalo. Solo se precavido y sigue las instrucciones antes de limpiar; no vayas a borrar algún archivo importante. El proceso entre analizar y limpiar no va más allá de diez minutos. Lo uso frecuentemente para eliminar “cookies” de dudosa procedencia.


Lava soft ad aware

El antivirus de edición gratuita que me instalaron puede ser descargado de: http://www.lavasoft.com/products/ad_aware_free.php. Después de la instalación se debe actualizar su base de datos de virus, por lo cual se debe tener acceso a Internet para lograr la actualización. Me parece que su base de datos es bastante grande por que el proceso de descarga es aproximadamente de una hora. Una vez actualizado se puede comenzar con el rastreo de virus para su posterior eliminación. No pierdas el tiempo en buscar alguna configuración o comenzar primero con alguna otra unidad, pues no se encuentra disponible en la versión gratuita. Lo que si te recomiendo es que dejes al antivirus realizar tu rastreo por toda tu unidad C durante la noche, ya que el proceso es demasiado tardado. Una vez que el antivirus haya terminado, dale “crán al alacrán” a lo que se deje. Es probable que algunos virus no logres removerlos debido a que la edición gratuita no lo permite.


Panda

Una vez terminado el trabajo anterior, puedes realizar un rastreo adicional con otro antivirus, también, en edición gratuita: http://www.pandasecurity.com/activescan/index/. Lo primero que debes hacer es registrarte con tu cuenta de correo y una clave secreta. Posteriormente, puedes analizar alguna unidad pequeña, como tu memoria USB. En este paso, el proveedor del servicio te solicita permiso para instalar su software en tu PC. Otórgaselo. Luego, el proveedor realiza una actualización de pocos minutos, y después comienza el rastreo en la unidad que indicaste previamente. En caso de que la información almacenada no sea mucha, el análisis es breve y, al terminar el análisis, la página te ofrece un reporte de estado. En esa página se encuentran clasificados los virus de acuerdo a su peligrosidad. Debido a que se trata de una edición gratuita, solo se podrán remover a los virus poco peligrosos. Ya que te haz familiarizado con el programa, puedes realizar el análisis de todo tu disco duro. Debo aclararte que este proceso toma una gran cantidad de tiempo, por lo que recomiendo realizar dicho análisis por la noche. Cuando el análisis haya terminado, nuevamente, dale “crán” a los que se deje. Algo importante, debido a que estás en una página de IExplorer, no te entretengas mucho en curiosear, pues el proceso puede reiniciarse y deberás esperar otras 24 horas para continuar en donde te quedaste.


Solución alterna

Por fortuna, con los antivirus que menciono, junto con NOD32 que es el que tengo instalado, logré deshacerme de todas las plagas solo usando software gratis, pues las infecciones de mi PC no eran de alta peligrosidad.

Si embargo, puede darse el caso que con todas las acciones anteriores no te hayas desecho de algún programa indeseable. Para ello propongo dos soluciones. La primera, pagar por el antivirus de tu preferencia con el riesgo de que tu número cuenta bancaria o claves personales sean interceptadas. La segunda, requiere de paciencia para identificar al programa maligno.
  1. Como policía criminalista: observa, identifica, encuentra un patrón que el programa indeseable sigue para que te facilite su captura. En mi caso, NOD32 me informaba de un ataque cada vez que encendía mi computadora. También, cada vez que insertaba mi memoria USB.
  2. Dale clic al botón Inicio, posteriormente a ejecutar, y teclea: msconfig.
  3. Ir a la última pestaña (Inicio) y deshabilita a todo (la lista de programas que encontrarás allí son los que se ejecutan al inicio, al encender tu computadora). Reinicia tu computadora. Al parecer, el problema esta solucionado, pues el programa malicioso ya no se ejecuta.
  4. Vuelve al paso 2, y ahora maraca a la mitad de ellos. Nuevamente reiniciar tu computadora –Te dije que había que tener paciencia. Lo que se está haciendo es identificar a los programas buenos de los malos. Ahora provoca al virus para que entre en acción. Si el virus no da señales de vida, ¡excelente!, ahora sabes que el primer grupo de programas que seleccionaste son de los buenos y no de los malos y que él, o los programas malignos se encuentran en el segundo grupo. En caso de que el virus se manifieste, ¡excelente!, ahora sabes que hay un programa indeseable entre el grupo de programas que seleccionaste inicialmente. Repite este algoritmo una y otra vez, ya sea con el primer grupo o con el segundo, o con ambos grupos de programas hasta dar con él, o con los programas maliciosos.
    Nota: La recomendación que aquí menciono me la ofrecieron en: http://www.securitystronghold.com/gates/win32.trojan.qhost.html
  5. Después de largo rato tus esfuerzos habrán dado con él, o con los espías. De modo que, procede a deshabilitarlos por siempre. No menciono borrarlos, por que es probable que no se encuentren en la ruta que se indica. Como buenos espías, saben esconderse.
  6. Fin. Una vez terminado el paso 5 puedes estar tranquilo mientras tienes fondos para hacerte de una vacuna que puedas costear.

Espero que estas recomendaciones te hayan servido un poco o, por lo menos, que te hayan dado una idea de cómo eliminar virus, espías, gusanos y troyanos de manera gratuita mientras se consiguen los recursos para comprar una protección que se ajuste a tus necesidades.

Por último, puedes incrementar la seguridad de tu navegador al restringir el almacenamiento de “cookies” y al no permitir el surgimiento de ventanas emergentes.

Se paciente.

martes, 20 de octubre de 2009

Luz y Fuerza del Centro


Me encontraba cenando unos tacos dorados en compañía de Mario, un amigo. El local es pequeño y ofrece tacos, hamburguesas, pollo frito, café, postres, pozole los domingos, y algo más. El pequeño negocio se encuentra cerca del departamento que alquilo, ofreciendo pecios económicos y atendido por todos los miembros de una joven familia. El papá es el cocinero, la mamá lleva las cuentas y ayuda en la preparación de los alimentos, la niña mayor atiende las mesas, el hermanito vende los postres en una mesita que tiene en la entrada, y la más pequeña de las niñas corre y ríe para todos lados junto con su hermano sin cansancio —Me parece que los postres que venden están adulterados porque a los pequeños diablillos no se les acaba la pila. Al final pediré un flan para examinarlo—. Después de una pausa, entre masticada y masticada, Mario pregunta mi opinión acerca del cierre de la paraestatal “Luz y Fuerza del Centro” (LyFC) y me quedé mudo, sin saber que decir, pues me agarro en frío.

- Oye, Luis, ¿qué opinas del cierre de “Luz y Fuerza del Centro”?

Mostrando un poco de desinterés, pues los asuntos políticos me fastidian, y además me encontraba sumido en mis propios pensamientos, respondí con lo primero que me vino a la mente sin mucha preocupación.

- Nada.

- ¡Cómo nada! ¿Qué piensas de que muchos trabajadores pierdan su empleo? —Insiste y hace más clara la pregunta, acotándola a un tema en particular—.

En ese momento dejo a un lado mis pensamientos, tomo una rebanada de jitomate, le pongo un poco de sal, le doy una mordida a mi taco y le indico con expresión, poniendo cara pensativa, que enseguida le responderé —El aprovecha mi pausar para continuar con su cena—. Al tiempo que iba saboreando mis alimentos, comencé a buscar una respuesta en tiempo presente. Me di cuenta que, efectivamente, no sabía nada del tema y que únicamente contaba con la información difundida por los medios de comunicación a primera hora. Entonces, tomo un poco de café, aclaro la garganta, y le digo.

- ¡Ejem!, pues que puedo decirte, estoy de acuerdo. Solo cuento con la información oficial, no soy analista, ni tengo cifras. Lo poco que he escuchado es que se trataba de una paraestatal no rentable la cual operaba en números rojos desde hace mucho tiempo. Pues bien… ¡Qué buena medida!, ya se estaban tardando. Me parece que con esa lanota que van a ahorrarse año con año tienen pensado apoyar a los más pobres con despensas y hospitales, que a todo el personal se le van a indemnizar por encima de lo que marca la ley, y que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se hará cargo de las funciones que deja LyFC. También escuché que absorberá a parte de los desempleados y que los jubilados seguirán cobrando. Parece que todo está bajo control. ¡Bravo! ¡Que viva el rey! ¡Hip hip hurra! Visto desde ese ángulo, creo que es una medida dolorosa, pero necesaria.

- ¡Ja! Sí, Luis, pero el dinero se acaba. Te parece sensato generar desempleo en estos tiempos de crisis. ¿En realidad fue una buena medida liquidar a LyFC?

- Buen punto… Los que logren ser absorbidos por CFE: qué suertudos. Los que tengan la sabiduría para invertir y/o administrar su finiquito: qué inteligentes. Y a todos aquellos que se les agote su lana se integrarán al la economía informal y al mercado ambulante, generando nuevos gastos al gobierno, pues en algún momento habrá que apoyarlos, y también habrá de reducirse el cobro de impuestos, pues al ser informales, no declararán.

- Si, espero que eso también lo hayan contemplado. También espero que no se sigan de corrido y que no les dé por liquidar o vender a otras más.

Haciendo memoria de algunas de mis clases cuando aún era estudiante y de algunos libros que me han servido de sano entretenimiento… Me arranco.

- Pues sí, Mario. Ahora déjame hacer un poco de historia. Estamos a poco menos de dos años de la celebración del bicentenario como nación independiente y continuamos con el “ya merito somos nación de primer mundo”. Sueño de los insurgentes que se inmolaron en el campo de batalla, en el cadalso, o padeciendo espantosas torturas que le arrancaban el grito hasta al más valiente de los hombres, arrebatándoles la vida en medio de dolorosos lamentos. Todo en aras de la libertad. De los conservadores que trajeron a Maximiliano —También el príncipe austriaco soñó con México, cómodo en su nuevo castillo. Quería un imperio en donde los herederos fueran los descendientes de Iturbide—, de Don Benito Juárez y todos los liberales, de los revolucionarios con su “tierra y libertad”, y de muchos más, y seguimos en el “ya merito”… Con este nuevo plan, con esta nueva reforma, con este nuevo presidente, con este nuevo partido, etc.: “Las cosas van a cambiar”. Dejaremos de ser pobres y nos codearemos con naciones de primer mundo. ¡Aja!, si, seguro… Seguro pasarán otros 200 años y continuaremos contando la misma historia: Asesinatos, felonías, imposibilidad para llegar a un acuerdo, pleitos de todos contra todos, venta de la patria, cuartelazos, golpes de estado, y todo lo que ya conocemos para evitar que esta nación crezca y de cobijo a todos sus habitantes.

Mi amigo, confundido por el reojo que he dado al pasado, intrigado pregunta.

- ¿Qué tiene que ver todo eso con LyFC?

- Pues que este hecho formará parte de la historia del tu país, de mi país, y ahora me pregunto si en el futuro la nación se verá beneficiada o solo es uno más de los tantos engaños que recibe el pueblo. Me pregunto ¿Desde cuándo LyFC opera en números rojos? En el pasado, ¿se realizaron esfuerzos para hacerla rentable? ¿Se trató de negligencia y olvido? ¿Se trató de un plan fríamente calculado años atrás para justificar la liquidación que hoy es noticia? ¿Por cuánto tiempo destinarán dicho presupuesto al combate de la pobreza? ¿En manos de quién caerán dichos recursos una vez que el pueblo haya olvidado la liquidación de LyFC? A mi entender, hay un pequeño grupo de poder que trabaja para su beneficio y que continúan dando atole con el dedo al confundido pueblo mexicano que se traga muchas de las mentiras de los políticos en turno.

- A ver, a ver, a ver, ¿Tú crees que hay gato encerrado en todo esto?

- No lo sé, pero por ahí hay rumores. Se dice que le están quitando los chipotes al camino. Que en el fondo hay otros intereses que involucran mucho capital. Se habla del monopolio de la fibra óptica y que se yo. ¡Bah!, solo estoy especulando.

- Ah, ya vez. Así se hacen los chismes. Mejor infórmate. Me parece que eres un disconforme y que con nada estás de acuerdo.

- Pues sí, no hay que creer todo lo que nos dicen. Debemos conocer a los personajes en escena, las decisiones que tomaron en el pasado, cómo llegaron a donde están, las alianzas y negociaciones que hacen hoy, etc., para lograr predecir el futuro que hemos confiado en sus manos.

- Pues aquí el que tomó la decisión fue Felipe Calderón. ¿Le conoces algo o solo hablas al tanteo? ¿O esperas ver a quién le queda el saco?

¡Guau! El tiro fue a quemaropa. El cuestionamiento que hago ahora se me revierte. Miro mis tacos, tomo el siguiente, lo tomo con cuidado por una de sus orillas para no embarrarme de crema, lo huelo, huele bien, y me apresuro a comerlo al mismo tiempo que trato de responder al cuestionamiento que me he ganado. Un poco de ensalada, me limpio la boca, otro sorbo al café, y con cautela respondo.

- Felipe Calderón… FeCal , allí algo huele mal. Recuerda que él llegó a la presidencia junto con su delator, el que le saca los trapos al sol, el que lo llama pelele con un gabinete espurio. Si, el incómodo, y no me refiero a su cuñado, sino a su dolor de cabeza, al entrometido, aquel que no lo deja ni sol ni a sombra, el que encara a la máxima autoridad, el que se pone al tú por tú con el presidente en turno, el que reclama el poder arrebatado, el que exige ser el número uno. Me refiero al popular o populista Manuel Andrés López Obrador (MALO) —¿O se llama Andrés Manuel López Obrador (AMLO)? Mmm… como sea—, quién desde pequeño ha andado de boca en boca, pues, “accidentalmente”, cuando él y su hermano menor eran adolecentes, jugando con una pistola, ¡pun!... le dio, privándolo de la vida —No es que sea chismoso, pero hay quienes afirman que fueron celos o rivalidad entre hermanos—. Nuevamente la pasión me desvía del tema, disculpa, como te decía: AMLO no pierde la ocasión para exhibir las decisiones que FeCal ha tomado y alianzas que ha hecho con la firme determinación, de restarle popularidad, de quitarlo del camino, de destruirlo. Así es, AMLO una y otra vez, con pruebas en mano, nos echa en cara que FeCal es un corrupto, un fraudulento que trabaja no para el pueblo, sino para una mafia de ricos y poderosos. Ha sacado a la luz pública, que en el sexenio de Vicente Fox, cuando FeCal era Secretario de Energía, otorgó un contrato millonario a una empresa española para buscar gas en la Cuenca de Burgos.

- Espera, espera. ¿Dónde está ese lugar?

- Mmm… Me parece que está al norte de Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas. Te decía, AMLO acusa, y sigue acusando a FeCal, por otorgar ese contrato millonario a los extranjeros sin que hayan tenido éxito alguno. Que fue un fraude, un robo a la nación y no sé cuantas cosas más.

- Ahora que lo mencionas. ¿Qué onda con el cuñado incómodo?

- ¡Ah! De eso si me acuerdo, pues me tocó vivirlo de cerca. Cuando ambos eran candidatos a la presidencia y la confrontación se encontraba en su punto más álgido, AMLO difamó, con todo y pruebas, que FeCal le otorgó a la consultoría de Software Hildebrando un contrato millonario para desarrollarle software a PEMEX.

- ¿Y ahí donde está la trampa?

- Pues que deben participar diferentes compañías, cada una con su propuesta y sus honorarios, para que al final se decidan por la mejor opción. Debe haber un fallo a favor de una de ellas. En aquel entonces, cuando FeCal era Secretario de Energía violó la ley y favoreció a Hildebrando. ¿Por qué crees? ¿Quién crees que es el dueño?

- No sé, no recuerdo. En aquel entonces estaba en Veracruz ocupado con mis menesteres universitarios, pero espera. —Buscando la respuesta en el techo comienza a balbucear— Dieee, Die-go, ¿Diego Zavala?

- ¡Lotería! El dueño de Hildebrando es Diego Zavala, hermano de la esposa de FeCal. ¿Te das cuenta?

- ¡Ah no man…! ¡Ah no chin…! ¡Ah no jod…! ¿Es neta o es choro?

En ese momento me sentí como el amiguito pícaro que revela a su grupo de amiguitos la verdadera identidad de los Reyes Magos: “Tontos, los Reyes Magos no existe. Los que llevan los regalos son sus papás —je je je—.” Y continuando con mi pequeña maldad, de manera irónica le digo:

- Si no me crees, puedes preguntarle. Recuerda que trabajas para él en una de sus empresas. ¿Qué te parece si en la fiesta de fin de año te acercas a saludarlo y tratas de conversar con él? Puedes acercarte curiosos, y como un reportero de espectáculos amarillista, puedes inquirir con preguntas poco amables. O bien, con lo que ahora sabes, puedes extorsionarlo y hacerlo tu socio. ¿Qué dices?

Ambos reímos... Él me mira, tratando de entrever qué de todo esto es mentira y qué es fantasía. Mientras tanto yo, me apuro con el último de mis tacos, que para ese entonces ya comenzaba a enfriarse. Entonces opina Mario.

- Bueno, el Sr. Diego es un hombre de negocios de una, o algunas empresas privadas, y el debe de buscar la manera de incrementar sus utilidades. Además, emparentado con el Secretario de Energía y sabiendo que existe la posibilidad de desarrollarle software a PEMEX y a muchas otras grandotas, pues sería muy ingenuo al no aprovechar esa palancota. La tentación era grande, había que hacerle propuestas, hacerlo su aliado y socio. Cualquiera hubiera hecho eso, es obvio, ¿no crees?

- Correcto. Al parecer, quien tragó el anzuelo y pecó de inocente fue Felipe Calderón. Debió cuidar su imagen. Ahora bien, un servidor público está para salvaguardar los intereses de la nación. Claro, deben relacionarse con las empresas privadas, pero siempre deben tener presente que su función es servir a la mayoría y no a una elite privilegiada. No abusar del poder. Si todo lo que ha hecho ha sido a favor de los mexicanos, que bien; pero si ha sido para beneficiar a algunos cuantos, ps, que mal.

- Probablemente nunca se imaginó que iba a llegar a la presidencia, tal vez se sintió muy confiado en aquel entonces, o pensó que ser candidato presidencial se trataba de turistear por el país repartiendo promesas a granel.

- Yo creo que nunca se imaginó que se enfrentaría con un acusador tan poderoso como él. O tal vez si lo sabía, así como también sabía que sus alianzas eran mucho más fuertes que las de cualquier rival.

- Oye, Luis, se me ocurre que el futuro de este país si se planea y con mucha anticipación, pero no a favor de la sociedad, sino a favor de una pandilla de rufianes.

- Órale, estuvo buena la plática. ¿Quieres un flan?

- Sí, pero para el camino. Ya vámonos.

Entonces, con un montón de preguntas en el aire, pedimos la cuenta, pagamos y nos retiramos con el estomago lleno —por entonces—... Y en el camino:

- Oye, Mario, ¿qué opinas del cierre de “Luz y Fuerza del Centro”?

FIN